Caminando hacia el futuro

El sistema socio-económico actual plantea una sociedad de actividad productiva. Nos pasamos la vida buscando trabajo y trabajando.

Deberíamos de incrementar las horas de ocio, y para ello se tomarían medidas como dividir la jornada, repartiendo nuestras horas laborales con otras personas… Y con ello, incluso, hasta disminuiríamos la tasa de parados.

El trabajo como necesidad suprema debería erradicarse. En el Siglo XXI nos encontramos la pobreza instalada entre aquellos que no tienen trabajo, y el consumo entre los que sí trabajan. Deberíamos crear una justicia distributiva para todos.

En una sociedad que consideran avanzada, donde cada vez más vivimos con la automatización y la robotización, es más idóneo implementar un modelo para los hombres y mujeres. La sociedad futura debe ajustarse a las exigencias, sumar esfuerzos

Reinventarse

Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno – Charles Darwin.

Reinventarse es cambiar, hacer cosas diferentes… transformarnos. Hoy en día escucho mucho el término “reinventarse”.

Nuestra sociedad se encuentra en una continua exigencia. Lo nuevo es sinónimo de triunfo… Y todos queremos triunfar pero, realmente, vivir en perfecto equilibrio sería el éxito.

Continuamente saltamos obstáculos para encontrar el camino, cambiamos las rutinas… y para todo esto la motivación y el optimismo son piezas claves. Vencer la negatividad, tener la situación bajo control.

A todo esto, el psicólogo y periodista estadounidense Daniel Goleman nos habla sobre la lucha frente a las adversidades de la vida. Reinventarnos al cambio social y laboral. Es una necesidad.

Contracorriente nunca, mejor nadar en paralelo a la orilla y buscar soluciones. Es fácil sumarse a lo políticamente correcto, sin embargo, lo valiente es nadar contracorriente.

No puedes guiar el viento, pero puedes cambiar la dirección de tus velas – Proverbio chino.

Y tú, ¿te reinventas?

Capítulo 5: Zanahoria, Huevos y Café

La Pedagogía contra Frankenstein y otros textos frente al desaliento educativo de Miguel Ángel Santos Guerra aporta una hermosa lección de la que todos tenemos que aprender.

Como ejemplo, me gustaría compartir con vosotros este fragmento. Espero que os guste:

Una hija se quejaba ante su padre por los problemas que tenía en la vida y por todo aquello que le resultaba difícil. No sabía qué hacer para salir adelante, y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar, todo le salía mal y parecía que la solución de un problema era el origen de otro nuevo más importante.

Su padre, que era jefe de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas de agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto, el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una de las ollas colocó zanahorias, en otra echó media docena de huevos y en la tercera colocó unos puñados de granos de café. Sin decir palabra, las dejó hervir.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos, el padre apagó los tres fuegos, sacó las zanahorias y las colocó en una fuente. Así mismo, también sacó los huevos y los depositó en un plato. Y, finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija dijo: “Querida, ¿qué ves?” Primero la hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Luego le pidió que tomara uno de los huevos, y que lo rompiera, y, en último lugar, que probara el cafe.

La hija preguntó: “¿Qué significa esto, padre?” Este le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma situación, pero habían reaccionado de forma diferente. La zanahoria llego al agua fuerte y dura, el huevo había llegado frágil y los granos de cafe, sin embargo, eran únicos; porque, después de estar en agua hirviendo, habian conseguido transformar el agua.

“¿Cual eres tú?” – le pregunto el padre a su hija-.

Ante lo negativo, los fracasos y las adversidades debemos reaccionar positivamente, y no de manera destructiva. Tenemos que encajar las derrotas y los fracasos siendo inteligentemente positivos con nosotros mismos.

Ahora te pregunto yo: Cuando la adversidad llama a tu puerta… ¿cómo reaccionas?

Un saludo y hasta pronto.

Patas arriba (Fragmento de Galeano)

En la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho a hundirse.

La víbora aprende a volar.

Los políticos no creerán que a los  pobres les encanta comer promesas.

Nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo,en lugar de hacer lo que más le conviene.

La educación no será la maldición de quien no puede comprarla.

El comportamiento no sigue la lógica humana. El código moral del fin del milenio no condena la injusticia, sino el fracaso.

 Eduardo Galeano.

Emociones positivas

Las emociones positivas, tema ignorado en nuestro país.

Es muy importante expresarnos a través de ellas. Cuando nacemos venimos con ellas y, cuanto más positivas son nuestras emociones, a menos problemas psicológicos estamos expuestos.

El estudio de las emociones positivas es una de nuestras armas para adaptarnos y superar dificultades. En Educación Social se trabaja en muchos sectores. Una actitud positiva alarga la vida y ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario.

Seamos felices… ¡y no olvidemos coger aire, que es necesario para seguir respirando!

 

Bienvenido a mi vida

Hola, amigo.

Soy Luci Toledano y, antes que nada, ¡bienvenido a mi blog! Las Navidades han llegado a su fin, el nuevo año ha comenzado, la Tierra sigue girando alrededor del Sol y vivimos en un mundo globalizado lleno de injusticias.

Debemos de aprender a tener valores más humanos, ser solidarios y mejorar nuestra vida, mejorado así las de las personas de nuestro alrededor y; gracias a un medio como Internet, de aquel lector que quiera disfrutar de las palabras de una servidora.

En este blog quiero compartir contigo mi mirada crítica, mis formas de vivir y una manera diferente de ver el vaso en los diferentes temas que podéis encontrar. La vida es variedad y, si comparto mi vida contigo, te voy a compartir variedad.

Otra vez, amigo, bienvenido al blog de Luci Toledano.