Los estragos del Coronavirus

Nadie está exento de sentir dolor emocional. El dolor del alma es el que más duele. Y hoy más que nunca: duele el alma.

Los estragos del COVID-19 están arrasando con la sociedad española, y la de todo nuestro planeta.

Hasta hace unos meses se escuchaban avances científicos acerca del retroceso del envejecimiento, y hoy nos encontramos luchando contra un virus que vive en un mundo globalizado del siglo XXI.

El ser humano es desmemoriado. En un tiempo olvidará cómo el mundo se paralizó, las vidas que se apagaron y el desgaste psíquico que nos ocasionó.

Holanda nos acusa de no haber ahorrado lo suficiente, se niega a prestar su ayuda y la Unión Europea mira hacia otro lado. Como señaló el primer ministro de Portugal: “Repugnantes todos estos comportamientos”.

No creo que aprendamos mucho de todo lo que nos está pasando. Pero sí me gustaría sacar en positivo que en diciembre de 2020 nos encontremos con una alta tasa de natalidad.  Ahí está dicho. Pónganse al trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s