Un día especial en el recuerdo

Recuerdo que ese día me levanté pensando en llamarla. Hacía unos días que había muerto uno de sus perritos, a los que ella consideraba sus hijos.

La notaba triste, así que la llamé a Estados Unidos…Alma era todo generosidad. Era especial. Fue recíproca la felicidad.

Aún recuerdo con tanta alegría ese día, que lo guardo en mi corazón. ¡Qué poco cuesta hacer feliz a los demás! Una pequeña llamada con una gran conversación que no olvidaré jamás.

Ha dejado un hueco único e irrepetible.

Te extraño, Alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s