Enfrentándonos a la vida

Los optimistas no somos personas felices eternamente, y tampoco ignorantes. Somos personas que vivimos nuestros sueños.

La diferencia entre un optimista y un pesimista radica en la forma de vivir. Es una equivocación vivir plenamente insatisfecho. Disfrutemos del aquí y ahora.

Como apunta mi profesor de Sociología, no se elige lo malo que nos  viene; sino la forma de afrontarlo y superarlo.

Sin duda, en el viaje de la vida irás vaciando y llenando tu maleta; pero lo importante es que la llenes con lo mejor de ti y con cosas que te sumen.

Un besazo para todos.

Un comentario

  1. Alma Dzib Goodin · agosto 30, 2015

    Ser optimista es una forma de ser. Yo recuerdo la frase ¿el vaso está medio lleno, o medio vacío?
    Una vez leí que la diferencia entre los optimistas y los pesimistas se encuentra en a quién culpan cuando las cosas salen mal. Los optimistas dicen: “me equivoqué, pero ¿quién es perfecto? a la otra sale genial”; mientras que los pesimistas culpan al resto del mundo.
    No sé, al final hay mundo para todos ¿no?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s